Sobre formación y dinero en el baloncesto

Varios Post, insertados en mi facebook han conformado un texto que creo es de interés:

Hoy historias increibles que oyes cuando está de preselección.
Capítulo 1:
Entrenador que ficha alevines con promesas de liga gallega infantil, al final ni liga gallega y a jugar liga mixta.
Los padres firmaron todas las fichas.(añado yo)

Capítulo 2:
Presidente de club que se entera que un jugador de su club quiere irse a otro lado, porque no le hacen ni caso. Solución: Mentar su influencia en las notas académicas.
El niño lo cuenta a sus padres, y estos le mantienen en el club en el que no le hacen ni caso.

Capítulo 3:
Padre habla con la directiva de su club y le comenta que quiere llevárselo a otro club porque su hijo quiere ir con sus amigos, lo normal es que le expliquen las difrerencias de metodología de trabajo, objetivos deportivos, etc… pues no, le dicen que si se fuera a un club más grande lo entendían pero para irse a uno peor no. El padre, queda convencido.

Detrás de todas estas historias, subyace el gran problema del baloncesto, LAS ESTADÍSTICAS, ¿Coomooorr? sí valorar su formación y su desarrollo por el resultado, victorias-derrotas, títulos, y no por el proceso, para llegar a ellas, ver como objetivo el título de liga Alevín o infantil y no el nivel de juego alcanzado en Senior

Culpables de esta situación, los entrenadores, quienes valoran tan poco su posición y trabajo, además de su tradicional victimismo, que no se consideran ni motores ni principales actores de la evolución de un deportista, colocan por delante, la competición, los compañeros, los rivales, el índice de humedad relativo.

Para finalizar, ¿cuales pueden ser las soluciones para que se valore la formación por encima del rendimiento? Pues el dinero, el vil metal. Cuándo un club se pueda financiar por los derechos de formación, y cuando la inversión de un patrocinador no necesite de la repercusión mediática, esto es, beneficios fiscales de una ley de mecenazgo necesaria, habrá clubes de cantera que no necesitarán ofrecer títulos para mantener a los mejores técnicos, y a estos se les podrá ofrecer unas condiciones laborales, y no de voluntariado.

Esta entrada fue publicada en Baloncesto, Gestión Deportiva. Guarda el enlace permanente.