Asunto ACB-TDP: ¿Para qué quiere un deporte la televisión?

La verdad que cuando en el 2006 me rencontré intensamente con mi amado baloncesto, ese que tantas y tantas horas consumí, sólo ante una canasta, en infinitos 3×3 en salesianos, chupando banquillo a base de bien en Archipiélago 8, y sobretodo, con horas y horas de partidos y programas resumen de la Televisión Española, nunca podría haber creído que hoy por hoy apostaría porque el baloncesto le fuera mejor sin televisión.

Tremenda necedad, por supuesto, pero la mejor manera de evitar un problema, un deporte sin televisión no se conoce, verdad como un templo, pero es que “esta” televisión lo devalúa. Quien no quiera ver el tremendo potencial que tiene el baloncesto como producto plástico-estético, es que no entiende lo que es la belleza en el concepto más artístico de la palabra.

Por lo tanto no tiene sentido leer las siguientes declaraciones: http://www.marca.com/2012/03/02/baloncesto/acb/1330713016.html
Frases como: “Los clubes están estudiando otras ofertas, pero sabiendo que nosotros no podemos pagar, dudo que nadie les pague lo que pagamos nosotros”
demuestran que RTVE considera que el producto está desarrollado al 100% cuando sus seguidores no lo vemos ni al 20%.

Justifican que es un producto caro, ¿comparado con qué?, uno de los productos estrella de RTVE, la famosa hora de ‘José Mota’ tiene un coste por capítulo de 491.000 €, para un share medio, según he podido leer superior a los 3.600.000 de espectadores, en viernes en la 1 en horario estrella.

Si los 10.000.000 € que declara RTVE que le cuesta la ACB sumando patrocinio y producción, lo repartimos en, sólo las jornadas ACB,y digamos que no contamos con la Copa del Rey y la Supercopa ni play-off, el coste sería de unos 260.000 € por partido para una audiencia media de más de 500.000 personas de los sábados a las 18.00 de la tarde en un canal marginal.

¿Es esto caro?, no, está muy mal explotado, podría ser el minuto de televisión más barato de toda la cadena, casi que incluida la carta de ajuste.
Y repito obvio la necedad de plantearse una copa del rey en un canal experimental, porque sí TVEHD es un canal experimental, y consigue: 1.344.000 espectadores, en un canal que hay gente que ni siquiera tienen sintonizado.

Y sí marginal, TDP tienen un share mínimo, no es un canal generalista, sólo lo pone quien quiere verlo, no hay nadie que una tarde vaya a planchar la colada, y se diga voy a poner la tele para entrenerme, y ponga TDP, pondrá la 1, antena3, Telecinco y casi que para de contar.

Una hora que además coincide por cercanía con más del 50% de los partidos oficiales de baloncesto que se disputan en España.
¿Cuántos partidos de fútbol se disputan los sábados a las 22.00?

Por lo tanto, la situación de la ACB en RTVE, se parece en mucho a la de la F1 antes de Telecinco, con una gran diferencia, Navarro, Llull, Teletovic, ya han triunfado ya tienen seguidores, no hay que esperar por el Alonso que gane un mundial. Este mismo año, sin olvidar la final pasada, hay un Renault disputando el mundial (Bilbao, TOP 8).
Culpas tienen todos los agentes implicados:

- Una ACB que tras su “revolución” del 2011, parece el mismo organismo, cuyo único acierto ha sido encontrar un patrocinador que de verdad tienen interés en el producto, pero que me temo empieza a precuparse porque esto no es lo que le habían dicho. Una ACB que debería exigir más a su nueva dirección, no puede ser que todavía estén aterrizando casi un año después.

- Una estructura competitiva, que por costes es carísima para los equipos participantes, la llegada a la ACB es una carrera de resistencia donde quien llega, llega sin fuerzas y la primer revés revienta, en las LEBs debería haber patadas por llegar a la ACB y no por el dinero sino por el prestigio, pero es que hoy en día llegar a ACB es la forma de sobrevivir. Aquí la FEB tiene mucho que opinar, debe opinar, y debe ser muy autocrítico.

- Se debe replantear si el crecimiento de licencias federativas es acorde con el potencial del deporte, entre otras cosas porque si establecemos una relación licencias-audiencias puede ser el deporte menos rentable.

Y es que si tenemos 500.000 licencias no debería bajarse de esa audiencia en ningún partido de liga, y me resulta ridículo la justificación de que ese partido no tenga interés, porque el formato de liga es poco interesante, ¿acaso un Betis-Villareal tiene tanto interés para alcanzar tres millones de espectadores, frente a un Gran Canaria-Estudiantes?. O es que entre la previa, la presentadora a pie de campo, la capacidad de atracción de los invitados, las imágenes a pie de campo, y los 10 minutos diarios en los telediarios, se crea una demanda que no se crea en otros deportes.

Tengo claro de al menos un 20% de los espectadores de cualquier partido ACB no tienen ni idea de que si el equipo que pierde entra en el puesto 17 que significa, y mucho menos como se llama la 2ª división del Baloncesto, porque ¿hay segunda, verdad? Ya ni hablemos de pensar la historia del equipo que hace 4 años estaba en tercera y este año juega la copa del rey.

Que hace ya décadas hubo un error con la ruptura más o menos civilizada entre liga y federación, que esa ruptura produjo la nefasta decisión de la ACB al plus:
http://www.basketconfidencial.com/articulo/El+agujero+negro+de+la+televisi%F3n+de+pago_2007.html

Por lo tanto, si queremos que el producto ACB televisión sea rentable, podemos establecer algunos criterios y condiciones sin los cuales, es mejor no tener televisión, a que parezca que este es un producto “de mierda”, caro y aburrido.

1º Si no me quieres pagar mucho por el pónmelo a una hora de parrilla donde mis patrocinadores se maten ( léase paguen lo que quiera yo) por salir en él.

No me comas ni un ápice de belleza, no me escondas a las cheerleaders, mascotas, concursos y ambiente de las gradas con publicidad repetitiva y reiterativa, que consigue que odies al anunciante, doble ventanita, superposición, lo que quieras, pero la publicidad no puede ser un castigo para el televidente.

Los comentaristas e invitados no pueden ser frikis que cuenten historias y anécdotas sólo para entendidos, un crossover no es un recurso técnico válido en una retransmisión, no es un rabona o vaselina.

Imposible que se vea masivamente un partido si no se anuncia, empezando por tus propios informativos, el del día previo, el del partido, y sobre todo, los posteriores, si es por polémica en un partido de baloncesto, hay para hacer 27 puntopelota cada semana y por partido.

5º Se debe saber que se juega cada equipo, definir de una vez toda la estructura del Baloncesto Español, alguien se creé que si no se fuera a la champions el fútbol en España desaparecería, ¿alguien piensa que lo único importante es ir Euroliga?,o sea, ¿la afición del Caja Laboral, está dispuesta a perder todos los partidos de liga contra el Bilbao basket a cambio de ir siempre a la Euroliga? ¿alguien recuerda que jugaba el Lagún Aro hace 10 años?…La liga que jugó ya no existe.

La política de horarios, ya que no nos preocupa que se vea en China o Japón (ventaja potencial frente al fútbol, mode ironic off), debe favorecer que nuestro producto alcance las máximas cuotas de audiencia, eliminarle posibles competencias (descartado el sábado a las 22.00, salvo que desaparezca el partido en abierto del fútbol), y por lo tanto, tampoco es buena idea los sábados a las 12.00 horario más habitual de los partidos de los más pequeños.

7º Los equipos que vengan de abajo que luchen deportivamente por llegar a la ACB y que lleguen con potencial económico suficiente para luchar, que haya “patadas” por subir de categoría deportivamente, y no que sea más fácil llegar a la LEB1, ORO, 1ª División, comprando la plaza que ascendiendo de la la EBA, LEB BRONCE, ADECCO PLATA etc…

Y qué hacer:

- Firma de un contrato que garantice los canales y condiciones para obtener niveles altos de audiencia, antes esto que una buena retribución que es pan para hoy y hambre para mañana

- Crear una estructura de competición estatal, clara estable y asumible por sus partipantes, con una colaboración seria, real y decidida de una vez ACB-FEB

- Primar sobre todo, la promoción, cercanía y facilidad de seguimiento del deporte antes que el dinero, que será consecuencia de todo lo anterior, según la fórmula
“ más promoción=más practicantes=más seguimiento=más venta de entradas=más camisetas=más interés de los patrocinadores=más dinero=más promoción….”

Estamos ahora en un buen momento, esperar al final de esta temporada, para organizarlo todo en verano, nos lleva a perder un tiempo precioso para enseñar al mundo la nueva ACB, esa que convierta otra vez, al Baloncesto en al menos el 2º deporte más seguido de España, y no en el 4º, 5º, 6º?

P.D. obvio añadir los otros datos más sangrantes como el seguimiento de la selección, share de las pachangas de verano montadas por la FEB contra cuba o similar, y su comparativa con la liga, torneos internacionales o Baloncesto Olímpico, o la NBA a las 4 de la mañana, seguimiento de Euroliga, etc…

Esta entrada fue publicada en Baloncesto, Federaciones, Prensa Deportiva. Guarda el enlace permanente.